Dolor de muelas, ¿por qué sucede?

Dolor de muelas, ¿por qué sucede?

dolor de muelas

Cuando una persona experimenta dolor en la muelas, inmediatamente asocia la causa con una posible caries dental

Aunque es cierto que en muchos casos esta suele ser la responsable, lo cierto es que existen al menos una docena de elementos que pueden estar causando la condición. Por este motivo, a continuación reseñaremos las más comunes para que así tengas una base sobre si debes consultar o no a un especialista.

Causas del dolor de muelas

El consenso entre los especialistas es visitar al odontólogo al menos 2 veces al año, pero en la práctica muchas personas pasan por alto esta recomendación. Cuando esto sucede, se pueden llegar a presentar inconvenientes de este tipo, provocado por alguno de los siguientes agentes:

  • Bruxismo: conocido popularmente como rechinamiento de diente, se trata de una condición que padecen 7 de cada 10 personas, aunque la mayoría de estos no lo sepan (es involuntaria y muchos la padecen solo mientras duermen). El roce de los dientes puede provocar que el esmalte se desgaste, que estos se aplanen e incluso se fracturen, originado con ello el dolor.
  • Problemas en la encía: muchos pacientes suelen confundir el dolor de muelas con alguna infección en la encía, ya que esta incide directamente sobre aquellos. En este caso, la gingivitis y la periodontitis pueden ser los responsable; siendo esta última la más invasiva, ya que infecta también el tejido óseo provocando dolor y, si no se trata, la pérdida del diente.
  • Traumatismo dental: provocado por un golpe que ha logrado dañar la masa de una muela o el tejido circundante de esta. En función de la gravedad del golpe, la pieza puede fisurarse y empezar a generar incomodidades en el paciente. Si la acción ha afectado el nervio, los episodios dolorosos están a la orden del día.
  • Sensibilidad dental: la sensibilidad en las piezas dentales es la segunda causa más común por la que las personas acuden a un especialista. Puede ser causada por diversos factores; desde un mal cepillado, hasta el consumo excesivo de dulces y gaseosas. En algunos casos, los pacientes pueden llegar a experimentar hipersensibilidad, lo que deriva en una serie de síntomas más agudos y prolongados.
  • Otras patologías: en ciertas ocasiones, la causa no está directamente en la cavidad bucal, sino que el dolor es un síntoma más de una enfermedad mayor. Entre otras cosas, infecciones en el organismo, diabetes e incluso condiciones coronarias pueden generar este tipo de dolor.

Además de estas 5 causas, debes recordar que la caries es la condición más común en cuanto a patologías bucales. Se estima que 9 de 10 personas la padecen o la han padecido en el pasado. Es posible, entonces, que el dolor se debe a un cuadro con estas características.

Para minimizar los problemas de este tipo, no se debe pasar por alto el cepillado diario, el uso de hilo dental, el enjuagado y, quizá lo más importante, la consulta cada 6 meses con el odontólogo

Implantando estos hábitos, las condiciones como esta serán menos comunes hasta el punto de reducirlas al máximo. Si tienes dudas con respecto a qué está generando tu dolor, lo mejor es que planifiques una consulta con un especialista de confianza.

1 Comment

  1. […] incisivos tienen una corona de forma cónica y cuentan con una sola raíz, a diferencia de las muelas, por […]

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anteriores…

¿Te ayudamos?
985 96 61 68