Implantes Dentales

Implantes dentales
en Oviedo

Perder una pieza dental hasta hace unos años representaba una complicación y es que, aunque las prótesis removibles eran una alternativa viable, no eran del todo cómodas, justamente por no ser fijas, dejando al paciente expuesto a diferentes accidentes.

En la actualidad, los implantes dentales representan una maravillosa alternativa para que las personas que hayan sufrido pérdidas de alguna pieza dental, puedan volver a sonreír sin problemas. Ven a conocernos en nuestra clínica dental en Oviedo.

Se trata de una raíz artificial que en este caso está elaborada de titanio o zirconio. Esta pieza se inserta en el hueso donde corresponde a la pieza perdida, es decir, en el maxilar o la mandíbula. Así, sustituye al natural.

Sonrisas Blanco

Pueden tener forma cónica o cilíndrica, mientras que el diámetro y la longitud varían según la cantidad del hueso de cada paciente.

Qué es un implante dental

Un equipo preparado para hacerte sonreir

Partes de un implante dental

Tornillo o cuerpo
Mediante una pequeña intervención el tornillo es insertado en el hueso, es decir, este es el implante en sí ya que cumplirá con la función de la raíz del diente, pero también de soporte para los demás componentes.
Pilar
Es el encargado de servir de puente entre el tornillo y la corona dental o estructura protésica. Su función es básicamente estirar el cuerpo a través de la encía.
Corona dental
También conocida como estructura protésica, es la parte visible del implante por lo que tiene un aspecto casi idéntico al de una pieza dental natural, aportando estética y funcionalidad. En la actualidad las más utilizadas con las de zirconio.
Podemos ayudarte

De manera general podemos decir que existen 2 materiales que resultan adecuados para la fabricación de los implantes.

Zirconio

Es el más popular entre los dentistas. Diferentes estudios han demostrado que este material resulta mucho más duradero y de calidad, en especial a nivel óseo, por lo que las probabilidades de que se produzca una infección a medio o largo plazo son mucho más reducidas.

Por otra parte, está el color, dando un acabado más natural, bastante similar al de las piezas dentales.

El zirconio es un material prácticamente eterno, además que evita la acumulación de placa en sus alrededores, siendo bastante resistente a los ácidos y cambios de temperatura.

Titanio

Hasta hace menos de una década los implantes de titanio eran los más utilizados. Este es un material que resulta casi igual al acero, aunque con una mayor ligereza por lo que resulta fácil de moldear, pero ofrece una gran durabilidad.

Los implantes de titanio se colocan mediante una técnica conocida como osteointegración, que consiste en una especie de unión mecánica, mediante la cual, las células que están presentes en el hueso se van adhiriendo poco a poco y de esta manera se fijan en el maxilar.

Tipos de implantes dentales

Esta clasificación depende directamente de la forma en cómo son colocados en la boca del paciente, por lo que básicamente existen dos tipos de implantes dentales:

> De carga inmediata o de primera fase
Este tipo de prótesis se emplea con la intención de no tener que abrir la encía y evitar la cirugía de colocación. En la misma sesión, el especialista se encarga de poner el implante y fijar la corona dental.

Para poder utilizar este tipo, es necesario que el paciente tenga una buena cantidad de hueso y que este se encuentre sano ya que es insertado directamente en el alvéolo, por lo que es necesario que no haya ninguna infección bacteriana.

Es necesario destacar que este tipo es poco utilizado por las condiciones que requiere.
> Implante dental en dos fases
Como su nombre lo indica, la colocación de este se realiza en 2 fases distintas. Para la primera cita, el especialista se encarga de abrir la encía e introducir el tornillo en el hueso y, después de un tiempo de reposo que puede ir de 3 a 6 meses, según el lugar, ya sea en el maxilar o en la mandíbula se procede a poner el muñón y finalmente la corona, que es la cara visible.