Remedios caseros para el bruxismo

Remedios caseros para el bruxismo

bruxismo

Con cerca de un 70% la población que lo padece, el bruxismo se ha convertido en los últimos años en una condición con la que millones tienen que combatir. 

Aunque es cierto que la mayoría de las veces no genera síntoma alguno (hasta el punto de que las personas no se percatan de este), muchos pacientes presentan desgastamiento dental, dolores de cabeza y trastornos del sueño. Al margen de los tratamientos invasivos, puedes optar por los remedios caseros que son muy efectivos para disminuirlo e incluso eliminarlo por completo.

Tratamientos naturales para el bruxismo

Aunque es cierto que existen muchos tipos de bruxismo y formas en que este se manifiesta, lo cierto es que es frecuente que lo haga durante las horas de sueño. Esta es una de las razones por las cuales muchos de los que lo padecen no se enteran de él, hasta que un tercero le informa de su condición nocturna. 

Para combatirlo se pueden utilizar algunas de las siguientes alternativas:

  • Beber infusiones de té: ya se de manzanilla, valeriana, pasiflora, melisa o cualquier otra con reputación de relajante. Muchos episodios de este tipo son causados por el estrés, por lo que incluir el hábito de tomar té dos o tres veces al día puede ser de gran ayuda para disminuir los niveles de tensión o ansiedad. Por regla general, trata de beber una taza antes de dormir.
  • Realizar masajes con aceites esenciales: en la misma línea anterior, puedes hacerte masajes focalizados en el cuello, pecho, espalda y sienes para aliviar el estrés. Aunque son muchos los aceites que puedes utilizar para ello, el de hinojo, lavanda y mentha piperita son los más utilizados.
  • Hacer estiramientos de los músculos de la mandíbula: puntualmente antes de ir a dormir e inmediatamente después de despertarse. Recuerda hacerlo de forma lenta y cuidadosa para evitar algún movimiento brusco que empeore la condición. Intenta que los estiramientos traten de activar la mayor cantidad de músculo, ello con el fin de aliviar la tensión y evitar un episodio nocturno de bruxismo.
  • Dormir las horas indicadas: aunque desde hace décadas se recomienda dormir 8 horas diarias, lo cierto es que muchas personas (curiosamente la mayoría de los que padecen la condición) o duermen solo un puñado de estas, o tienen hábitos nocturno desordenados. Descansar las 8 horas de forma ininterrumpida es crucial para que todo el cuerpo recupere su energía, y por añadidura se disminuyan ciertos trastornos que aparecen con frecuencia durante el sueño.

Aplicando los 4 consejos anteriores podrás ver cómo en un par de semanas el rechinamiento de dientes empieza a disminuir. Para que te asegures de que sea permanente, puedes también hacer ejercicio físico, beber abundante líquido durante el día, implementar una dieta equilibrada que incluya leche y calcio, evitar el consumo de gaseosas, café y alcohol, evitar el consumo de chicles y reducir en general el estrés.

En ciertos casos, los tratamientos naturales no son suficientes para combatir la enfermedad. Para contrarrestarla existen una variedad de opciones que van desde la ingesta de relajantes musculares, hasta el uso de una férula dental por la noche. La aplicación del tratamiento varía de acuerdo con cada condición, por lo que debes ir a un especialista cualificado en caso de que lo anterior no haya surtido efecto.  

2 Comments

  1. […] pueden tener su origen en el bruxismo, término utilizado para referirse al rechinar de los dientes. Este movimiento que se efectúa de […]

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anteriores…

985 96 61 68